Entre tantos
suplementos que prometen una pérdida de peso sin esfuerzo y la realidad es que pocos realmente mantienen la promesa publicitaria de su producto final. Muchos consumidores necesitan atención médica, dietas con prescripción y ejercicio para poder obtener los efectos de estos suplementos.

El Chitosán o quitosano, es un ejemplo de esos productos que sugieren que funcionan activamente en la perdida de grasa, de forma automático, rápido y natural. La cuestión principal es que si este compuesto en realidad puede ofrecer que una persona pierda el peso que necesita, sin finalizar terminando en el gimnasio con una dieta restringida.

Que es, el Chitosán o Quitosano.


El
chitosán es el nombre comercial de una fibra que se deriva de un polisacárido (que son los hidratos de carbono) producidos en la cáscara (exoesqueleto) de los crustáceos tales como gambas, cangrejos y langostas.

Si es consumido por los seres humanos, el chitosán o quitosano tiene algunos efectos interesantes en nuestro organismo. Pero antes de hablar de sus efectos, es importante comprender cómo funciona esta fibra y como reacciona cuando se ingiere.

¿Cómo funciona el Chitosán o Quitosano?

El Chitosán o quitosano funciona de la siguiente manera: cuando está en contacto con las sustancias líquidas del estómago, se convierte en una especie de gel,que agrupa las grasas del intestino con un volumen de hasta 8 veces superior a su peso y finalmente las elimina mediante las heces. La grasa se elimina del cuerpo, evitando que se almacene en las células grasas.

En términos científicos, el chitosán o quitosano tiene cargas positivas a lo largo de su unidad y esto hace reacción con otras sustancias cargadas negativamente, tales como la grasa que está en la región del sistema digestivo. Una vez en el estómago, los jugos gástricos disuelven el chitosán o quitosano , haciendo posible su conexión con la grasa. Cuando entra en contacto con el pH más alto del intestino, la formación de (chitosán o quitosano) y la grasa se solidifican. Por lo tanto, de esta manera, se elimina la grasa mediante las heces, ya que no hay absorción por parte de la pared intestinal.

Efectos y beneficios del Chitosán o Quitosano.


Para mencionar
los efectos secundarios, generados tras el proceso de eliminación de grasa en las heces, muchas consumidores consideran que el chitosán o quitosano también ayuda en la cicatrización de heridas; en la eliminación de las proteínas de los alimentos que podrían generar alergias; la reducción del colesterol malo (LDL) y su efecto en la reducción de la cantidad de ácidos biliares, el chitosán o quitosano contribuye a la inmunidad de la aparición de cáncer de próstata y de colon.

Debido a que es una fibra el chitosán también puede ayudar a reducir el apetito y sentirnos saciados durante un tiempo prolongado. Por último se puede mencionar que el chitosán o quitosano también es capaz de acelerar el metabolismo, aunque sea mínimamente.


El
Chitosán o Quitosano puede ayudarnos a perder peso?.

Ahora que hemos visto el proceso de cómo funciona esta fibra en el sistema digestivo, parece que, de hecho, el chitosán o quitosano puede ayudarnos a perder peso. Hemos visto que es capaz de eliminar la grasa corporal e incluso acelerar el metabolismo, también que nos ofrece sensación de saciedad. Todos estos factores combinados producirá los efectos que se dicen del Chitosán o quitosano.

Sin embargo, existen controversias con respecto a este hecho. El Centro Institucional contra el Cáncer Memorial Sloan-Kattering y el American Journal of Clinical Nutrition no encontró ningún cambio efectivo en el peso de los sujetos que tomaron chitosán o quitosano. Por otra parte, señalaron de los riesgos de síntomas de alergia en las personas que son intolerantes a los mariscos.

En cuanto a la reducción del colesterol, estos mismos institutos confirman que chitosán o quitosano redujo los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre.

Una persona sedentaria verá pocos resultados al consumir chitosán o quitosano. Los efectos de la fibra son mínimos en los que no practican ejercicios y no se alimenta correctamente. Por lo tanto, es importante tener en cuenta que para perder peso de forma segura, debes mantener un estilo de vida saludable, se pueden usar suplementos para bajar de peso, pero no depender de ellos.

Cómo tomar Chitosán o Quitosano.

El Chitosán o quitosano se debe tomar antes de las comidas, ya que sólo se digiere en los juegos gástricos cuando está en contacto con estos; los jugos gástricos lo activan cuando comemos. Para asegurarse de que el chitosán o quitosano puede ayudarnos a perder peso, debemos consumir 3 g diarios de esta fibra en cada comida. Con estos 24 g es posible eliminar grasas (que contienen un promedio de 220 calorías).

Si contamos que 1 gramo de grasa contiene 9 kcal, 220 kcal serán alrededor de 24 gr de grasa , que serán desechadas de los alimentos ingeridos, por lo que para que este suplemento resulte efectivo, existe la necesidad de una dieta restrictiva en grasas y actividad física de moderada a media.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.