El vegetarianismo no requiere ingerir alimentos de origen vegetal. En realidad, el origen del término viene del latín vegetal, que significa sano. Cuando escuchamos que alguien es vegetariano, solemos escuchar las personas quieren proteger a los animales.

Sin embargo, adoptan la dieta vegetariana por diversas razones: la principal sería por salud, como el propio término implica. Por ética, religiósa, medio ambiente, protección de los animales y hasta estética. Básicamente, los que deciden ser vegetarianos no come ningún tipo de carne.

Solemos confundir el termino vegetariano y vegano.

Vegetariano y tipos.

El vegetarianismo no es más que mantener una dieta a base de alimentos de origen vegetal, excluyendo completamente cualquier carne de origen animal. Es decir, quien es vegetariano consume vegetales, granos, semillas, frutas y cereales. Huevos y lácteos, aunque sean de origen animal, se incluyen en la dieta de algunos vegetarianos. Por esa y otras diferencias, los vegetarianos acabaron siendo categorizados en 4 grupos principales.

Ovolatovegetarianos: No consumen carne, pero consumen huevos y lácteos más allá de la dieta vegetariana.

Lactovegetarianos: No consumen carne ni huevos, pero consumen productos lácteos. Es un tipo de vegetarianismo muy común en la India, por estar ligado a cuestiones religiosas.

Los vegetarianos no consumen carne, huevos o lácteos, porque creen que los huevos y los productos lácteos también perjudican a los animales.

Veganos: El vegano es ante todo un vegetariano estricto, pero el concepto se extrapola el campo de la alimentación, convirtiéndose en una ideología ética y política de defensa de los animales.

Vegetariano y vegano

 

Después de conocer los tipos de vegetarianos, quedan algunas dudas en el aire. Cuando comparamos vegetarianos estrictos y veganos, puede ser común encontrar que ambos son lo mismo, pero existe una clara diferencia.

Los vegetarianos estrictos se enfocan sólo en el plano de la alimentación, mientras que los veganos, además de ser vegetarianos estrictos, van más allá y ejercen en favor de la defensa de los animales. Por razones éticas, los veganos “del término inglés vegan”, además de no consumir ningún alimento de origen animal “huevos, lácteos, miel, gelatina”, tampoco utilizan productos de origen animal, como ropas que sean de piel o cuero de animales, seda, lana. Los productos probados en animales también, como champús y otros productos de higiene, cosméticos e incluso remedios. Los espectáculos que utilizan animales también son restringidos, como circos, corridas de toros, rodeos, etc.

Es decir, el vegano va más allá de una alimentación vegetariana, excluyendo de su vida cualquier forma de explotación o trato cruel con los animales. Muchas veces el término “dieta vegana” se utiliza de forma equivocada, ya que el veganismo no es dieta alimenticia. El termino correcto es siempre usar “dieta vegetariana”.

Antes de convertirse en un vegano, la persona probablemente pasó por vegetariano, siendo un vegetariano estricto antes de, por cuestiones éticas e ideológicas, convertirse en un vegano. Ser un vegano es una filosofía de vida.

Otros términos para el vegetariano

Todavía existen otros términos. Aunque no reconocidos por los vegetarianos, hay personas que se autodenominan “semi-vegetarianos” y “pescovegetarianos” (que consumen peces y mariscos de vez en cuando).

Otros dos grupos derivados del vegetarianismo estricto:

Los frugívoros: también llamados “frutívoros”, sólo se alimentan de frutos, semillas y granos, pues están en contra de una alimentación que mata las plantas, evitando así consumir cualquier raíz “patata, cebolla, zanahoria”. Muchos lo consideran una ramificación del veganismo, pues además de proteger a los animales, los frugívoros no participan de la muerte de las plantas, teniendo compasión por todos los seres vivos.

Crudívoros: Sólo consumen alimentos crudos, pues predican que el hombre es el único animal que cocina su alimento, haciendo que pierda sus nutrientes en el proceso. Al contrario de lo que muchos piensan, no son necesariamente veganos, pues muchos consumen miel y otros productos de origen animal, como el huevo crudo y la leche.

Cuidados en la alimentación vegetariana

Aunque una dieta vegetariana es sinónimo de vida sana, hay que tener algunos cuidados. El vegetariano casi no consume grasa saturada, y su alimentación es rica en antioxidantes, potasio, magnesio, folato, fibras, carbohidratos, proteínas.

Sin embargo, en la alimentación del vegetariano puede faltar hierro, cinc, yodo, calcio, vitamina D, vitamina B12, entre otros, y esto puede causar problemas al organismo. Por eso, antes de comenzar en una dieta vegetariana, intenta hablar con su nutricionista o medico. El vegetariano puede necesitar tomar suplementos vitamínicos y es bueno realizarse exámenes de sangre periódicos, para acompañar cualquier desequilibrio en el organismo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.